GAITAS Y ACEITES... ¿SI O NO?



Yo siempre he realizado, al menos una vez al año, una limpieza general de mis instrumentos. Dicha limpieza, la llevo a cabo con aceite refinado de almendras y siempre he entendido que es sana para la madera, pues la hidrata, cierra poros y ayuda a la limpieza general del instrumento.

Durante años he repetido esta operación con todos mis instrumentos (incluidas las gaitas), teniendo especial cuidado en algunos aspectos como por ejemplo, con los viseles de los whistles y flautas de pico, (no se recomienda aceitarlos pues puede afectar a la salida del aire) y limpieza posterior del aceite sobrante, especialmente de los restos que puedan quedar en los agujeros.

Mi sorpresa y motivo para escribir esta entrada, surgió hace poco menos de dos meses cuando en una de las visitas periódicas a mi artesano de confianza (David López), me riñó de lo lindo y casi me castiga sin gaita.

¿El motivo? que había aceitado el punteru. Esto me ha producido una tremenda confusión, pues en contra de lo que venimos defendiendo y haciendo durante años, David propone que no hay que aceitar las gaitas pues según él, el aceite afecta al punteru subiendo el tono, descompensado especialmente las notas bajas.

Con esta entrada simplemente busco informaros de la opinión de David, pues yo aun no he podido contrastarlo, por lo que no puedo daros mi opinión personal al respecto. Sin embargo, tal vez alguno habéis podido comprobarlo. ¿Que opináis?